The Revenge of Johnny Bonasera: Episode 4

  • Desarrollador: Rafael García
  • Plataformas: PC, Android, iOs
  • Lanzamiento: 24 de Marzo de 2020

El gran placer de Johnny Bonasera es la comida. Cuando tiene algo que echarse a la boca, le gusta tomárselo con calma y disfrutar del momento. En sí, un día cualquiera en la vida de nuestro protagonista, hasta que unos pulgosos punkis deciden estropeárselo: le arruinaron la merienda… y la dignidad. Se habían metido con el niño equivocado. Y el joven Johnny sentenció: “juro que esos tres punkis me las pagarán. Desde este día no pararé hasta obtener mi venganza; VENDETTA!!!!”

Después de disfrutar del primer y dulce sonido de la venganza allá por 2016, en la segunda y tercera parte de esta alocada aventura gráfica prepararíamos el terreno para la más inmensa de las represalias. Un largo viaje para rescatar a nuestra estricta madre y ajusticiar a sus estereotipados captores alienígenas.

Con el gran héroe mejicano, el Capitán Wachimolete, formando parte ya de las filas enemigas, Johnny será la única esperanza de la humanidad tras su viaje espacial desde el soterrado Hangar-19. Y es que una rebelión sindical de robots provoca que la comunidad alienígena decida abducir humanos para convertirlos en sus nuevos siervos. Suerte que para Johnny la venganza justifica cualquier desafío.

Y para este cuarto capítulo, el desarrollador Rafael García, mantiene una línea continuista en cuanto a técnica, duración y dificultad, pero nos regala la novedad de poder controlar hasta siete personajes, incluyendo un alivio en forma de flashback con el agente Holder —que no Will Smith— como protagonista.

The Revenge of Johnny Bonasera: Episode 4, es nuestra incondicional cooperación para que este imperturbable mocoso ejecute ésta y todas las venganzas que se quiera proponer. Es el hilo invisible que nos une a un niño que pasea con su inseparable y mafiosa gorra italiana. Confianza ciega, tanto como la más cruel de las venganzas.

Joyfess – Ep1: Martin’s Secret Recipe

  • Desarrollador: Sand Wagon Games
  • Plataformas: PC
  • Lanzamiento: Marzo de 2020

“Y entonces, saqué mi espada y le corté el brazo. El monstruoso calamar enfureció y casi me atrapa con un poderoso golpe que destrozó la cubierta del barco a escasos centímetros de mí. Sin embargo, me puse en pie, y me preparé para el siguiente ataque…”

Emocionante, ¿verdad? Pues esta es una de las muchas historias que Joyfess suele contar a Joseph, su viejo amigo del anticuario. Pero esta última se la explica con la sincera preocupación de que, por impactante que parezca, en ese momento, en esa batalla a vida o muerte, nuestro joven marinero no estaba ni nervioso ni emocionado. Resulta que Joyfess ha perdido toda la motivación; la rutina le tiene bloqueado. Debe tomarse un respiro; y parece que esta vez surgirá del aroma de los más virtuosos fogones.

He aquí el primer capítulo de una nueva aventura gráfica inspirada en la estética de The Curse of Monkey Island. Dibujo, localizaciones, incluso algo de temática y, como no, el propio Joyfess, que hasta sus desgarbados andares nos recuerdan a los de nuestro inolvidable Brushman Throneb—perdón, Guybrush Threepwood, en su tercera y emocionante aventura.

Pues bien, aún sin ese brillo de las aventuras de nuestro pirata favorito, veremos cómo este “Pale Face” se embarca en el desafío de participar en el concurso de cocina de Martin, el antiguo gran chef de la taberna de William, y que se celebra en Kanta Island, una isla vecina a la que no tenemos medios ni dinero para llegar. Así que mientras tanto, tendremos un solo día para idear nuestro plato y, que mejor “inspiración” que conseguir la legendaria receta secreta de Martin, para así poder optar al premio.

Indios nativos, trileros de feria y un detestable personaje que parece estar detrás de todos los contratiempos que sufren los isleños, serán nuestros obstáculos en una aventura que además, como vimos por ejemplo en la saga Blackwell, elige una mecánica de conversaciones en las que contestamos con actitudes del tipo “ser sarcástico”, “destilar simpatía” u otros amplios temas, pero nunca una respuesta casi textual como en la mayoría de aventuras gráficas conocidas.

Joyfess – Ep1: Martin’s Secret Recipe es solo la primera ola de las muchas que parece que deberemos surcar. Ayudar a Joyfess a recuperar el acicate y las ganas de superarse. Nuevos estímulos. En sí, tender la mano a un marinero que ya no quiere faenar. Pero quizá antes deba preguntarse lo que tanto insiste Joseph: ¿qué es lo que te hizo enamorarte del mar?

Edgar: Bokbok in Boulzac

  • Desarrollador: La Poule Noire
  • Plataformas: PC, Xbox One, Nintendo Switch
  • Lanzamiento: 26 de Febrero de 2020

No es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita. Y Edgar, afincado a las afueras de Boulzac, es un tipo que no piensa en el dinero, ni en la familia, ni en las amistades, ni tan siquiera en su propia diversión. Edgar solo tiene un pequeño gran problema: se ha quedado sin la materia prima para hacer su recurrente y adorada sopa de calabaza. ¡¡¡Bok bok!!!

Bienvenidos a la vida de Edgar. Un pseudo-ermitaño del bosque, envuelto del característico estereotipo que tenemos de los leñadores: rudos, barbudos, “anchotes”, de tatuada camisa de cuadros y, solo en este caso, de dos geniales e inseparables complementos: un colador como sombrero y la compañía de su preciosa gallina.

Lo de “preciosa” no es algo subjetivo de quien escribe, sino que el propio Edgar muestra continuamente su cara más tierna al dirigirse a su simpática compañera en los términos más cariñosos que se le ocurren. Quizá con toda la intención por el bien de su propia salud mental, ya que tras el infortunio de ver como se le fastidiaba el vaporizador iónico que evita que las libélulas destrocen su plantación de calabazas, a Edgar no le queda más remedio que coger su barquita Jenny e ir a una aldea de Boulzac repleta de personajes que, además de no saber nada del Razidium, a duras penas espetan dos frases seguidas con sentido.

Aunque es menester decir que esos aldeanos son sin lugar a dudas lo mejor de la aventura. La abuela Marguerite, Nestor el coctelero, el viejo Olaf, sin olvidar al alcalde de turno, hasta llegar a Léon, el paleto que pesca con dinamita, y que sin duda es el capitán de un “barco” lleno de secundarios que nos arrancarán más de una carcajada.

Pero, ¿qué es el ansiado Razidium? Pues aparentemente solo es el metal que alimenta la máquina que gasea a las molestas libélulas que rondan nuestro huerto. Un metal tan imprescindible como desconocido para unos ciudadanos de Boulzac que sufren la manida tiranía de su alcalde.

Y hablando de imprescindibles, debemos detenernos cuantas veces sea necesario en los fundamentos que debe tener toda buena aventura gráfica. Siendo aquí donde los chicos de La Poule Noire nos desconciertan con una creación algo desnivelada. Y es que concluimos como proporcional nuestra satisfacción por su pintoresco apartado gráfico o los citados protagonistas, a la amargura de sentir cuánto echamos en falta una meritoria retahíla de buenos puzles y algo más de armonía en los temas musicales; una “sopa” algo agridulce.

Edgar: Bokbok in Boulzac, es una divertida y alocada historia que puede funcionar muy bien para introducir a cualquiera en el mundo de las aventuras gráficas. Un viaje que deja una placentera fotografía y sensación final. Un perfecto gusto por la vida. La de Edgar y la de una gallina a la que ya no podremos olvidar con facilidad.

Reversion – Chapter 3: The Return

  • Desarrollador: 3f Interactive
  • Plataformas: PC
  • Lanzamiento: 28 de Febrero de 2020

Despertar en Buenos Aires y no recordar nada. Dirigirse a la Plaza de Mayo y encontrarla deshecha, demolida, arruinada… y triste. Contemplar su obelisco y que solo te apetezca apartar la vista. ¿Quién es el causante de tal destrozo? ¿Dónde debo ir? Y lo más importante, ¿quién demonios soy?

Estas dudas empezaron a quedar resueltas en las dos primeras entregas de Reversion, una aventura gráfica del estudio argentino 3f Interactive que nos ha ido llegando en dilatados capítulos; desde The Escape (La Huida) en 2012, pasando por The Meeting (La Reunión) un solo año después, y hasta ahora, con The Return (El Retorno), donde el tiempo transcurrido se ve traducido en una aventura mucho más pulida, extensa y, en sí, agradecida para cualquier aficionado al género.

Christian, recobrado científico, descubre en este The Return que él, junto con Nicolás —mentor y compañero—, construyeron una máquina del tiempo que desafortunadamente ocasionó un destrozo apocalíptico en la ciudad de Buenos Aires. Ni terrorismo, ni nada que se le parezca. Desde un sótano de la facultad vieron las consecuencias de sufrir por una capital arrasada, resignarse por el navegar del propio Christian por las décadas venideras y el transigir ante un estereotipado dictador llamado Sergio que aprovecharía la incertidumbre para hacerse con el control de la ciudad.

Trama casi común envuelta de una atractiva apariencia gráfica y un loable doblaje al inglés. Aunque eso sí, personalmente creemos que entablar conversaciones con artistas del mejor tango y no poder disfrutar del auténtico deje argentino es un error mayúsculo, para una aventura a la que no se le pueden achacar muchos más peros.

Reversion – The Return es el tercer viaje a —como cantaba Gardel— Mi Buenos Aires Querido. Una aventura repleta de alicientes… y alfajores. De amenos puzles y, quizá, de algunos desafortunados personajes secundarios. Pero en sí, un seductor paseo por la porteña argentina, a la que sin duda motiva rescatar.

The Tale of Doris and the Dragon: Episode 2

  • Desarrollador: Arrogant Pixel
  • Plataformas: PC
  • Lanzamiento: 7 de Febrero de 2020

«The divide», ese enigmático y desolador mundo donde a unos imponentes dragones se les encomienda la misión de controlar a las escasas almas errantes que se acercan a las tierras de la perturbadora «administración». Aunque, viendo el resultado, quizá sus mandamases no contaban con que la vieja Doris sería más terca e incansable de lo que jamás hubieran podido prever…

The Tale of Doris and the Dragon: Episode 2, es la esperada secuela de esta mini-aventura gráfica que sigue manteniendo una polaridad muy marcada entre su escaso atractivo gráfico y una genial colección de diálogos que te firmaban los mismísimos Monty Python.

Si su primera entrega —datada en 2016— nos dejaba a Doris, que no David, cogiendo un «ferry» hacía la tan ansiada «administración» en busca del paradero de su marido Albert, esta secuela nos ofrece un capítulo más por el limbo donde continuaremos paseando nuestro carro de la compra bajo la atenta mirada del simpático dragón Norb.

Eso si, seguiremos carentes de relevantes puzles o maravillosos giros de guión. Como decíamos, la luz de esta aventura nos viene reflectada en sus divertidas conversaciones y la personalidad tan marcada —y creíble— de la mayoría de sus personajes. Traducido a su vez en un doblaje de voces en inglés sencillamente sensacional.

La secuela de este The Tale of Doris and the Dragon, sigue asustando a primera vista, y enamorando si te giras a mirarla por segunda vez. De la aventura o de la propia Doris, nuestra adorable ancianita a la que solo te continuará apeteciendo ayudar.

The Supper

  • Desarrollador: Octavi Navarro
  • Plataformas: PC
  • Lanzamiento: 28 de Enero de 2020

«Psssst, Sra. Appleton, ¡despierte! Lo siento, sé que sus viejos huesos están cansados. Antiguamente las cosas eran mucho más sencillas, ¿eh? Pero no hay tiempo para descansar, atienda: los clientes llegarán en cualquier momento. No querremos hacerles esperar con el estómago vacío, ¿verdad?»

Bienvenidos a los fogones de The Supper, quizá la aventura gráfica más corta que hayamos jugado jamás. Un título gratuito surgido del «cuenta-píxels» Octavi Navarro, al que recordamos —y admiramos— por su conocido trabajo en Thimbleweed Park. Lo que nos dura un plato de pasta, y de eso sabe mucho la Sra. Appleton, nos durará este nuevo trabajo de Octavi, que ya nos demostró con The Librarian que se pueden hacer aventuras en reducido formato cápsula; apetitosos y sorprendentes bocados que no dejan indiferente a quien los prueba.

Pues bien, a los mandos la ya nombrada Sra. Appleton, la cual dirige una desapacible taberna (o mesón). En ella vemos como su receta estrella no es precisamente un plato, si no una salsa… con excesiva denominación de origen, la cual no duda en derramar en sus únicos tres platos de la carta: Pez espada picante, una suculenta paloma en salsa y el no menos gustoso estofado de mano y lengua.

Un barco de época, un muelle, una noche cerrada, y es que verdaderamente no se puede añadir demasiado más ya que terminaríamos esclareciendo una «mini-trama» que no debes dejar escapar.

The Supper, es una historia de moralidad sincera. Con o sin moraleja, el apoyo que necesita una anciana con dos patas de palo para completar su chocante servicio de cenas. Sin duda, una singular velada en la más recóndita y funesta de las tabernas.

The Blind Prophet

  • Desarrollador: Ars Goetia
  • Plataformas: PC, PS4, Nintendo Switch, Xbox One.
  • Lanzamiento: 10 de Enero de 2020

Destino: Rotbork. Ni tan siquiera una ciudad tan zafia y corrupta estará preparada para recibir la visita del soldado de Dios; el apóstol destinado a liberar al mundo de la depravación y el mal que lo asola, una luz, un nombre, Bartholomeus.

Ars Goetia inaugura el año 2020 con una aventura gráfica de corte clásico y submenú de cuatro acciones —mirar, coger, usar y hablar—, donde impera una cruda atmósfera de manifestada estética surgida de los cómics menos comerciales que podamos leer. Negro, rojo, púrpura, tonos permanentes en una aventura donde veremos cómo personas decentes han sido imbuidas por demonios como Asmodee, Lucifer o el mismo Belzebuth, dejando un desangelado paisaje en un núcleo urbano de Rotbork cargado ya de todo tipo de violencia.

La aparente solución llegará a cargo de Rebenants –como Bartholomeus—, que no son más que prodigiosos “monstruos” comunes en los altos limbos, y en ciertos mundos intermedios, que viajarán a estos suburbios tan perturbadores a aclarar la situación de los involuntarios criminales que no cesan de violar la ética más elemental.

The Blind Prophet es un extenso camino donde, como parece menester, podremos morir en cualquier desagradable encuentro. Una inquietante aventura gráfica disfrazada de cómic que encuentra pues su cometido: notar la amenaza de violencia a cada paso que damos.