Nightmare Frames

  • Desarrollador: Postmodern Adventures
  • Plataformas: PC
  • Link Steam: clicka aquí
  • Lanzamiento: 16 de junio de 2022

Una hoja de papel en blanco surfea por el rodillo. La oscura cortina veneciana se olvida de detener parte de la luz que permite admirar los trabajos que cuelgan en la pared. La madera es más fuerte que el metal y un círculo de tinta en el calendario es el avezado guerrero que derrota cualquier débil propósito. Una imagen que no desprende olor, pero tú eres capaz de saber a qué huele. Guionista que aporreas letras. Estás en Hollywood. Parece 1985.

El timbre marginal nos avisa de una nueva aventura de José María Meléndez. Mientras algunos corren detrás de una pelota, sacan a pasear al perro o lidian en el bucle de los menús al no saber qué serie elegir para ver mientras cenar, él se reúne con su amigo AGS y unos píxeles para picar.

Golpe de palanca de carro libre para trazar a un impecable Alan Goldberg, el cual no se corresponde con la imagen menos ideal que tanto Meléndez como el propio Alan quieren despachar. Guionista de profesión, rozó la gloria y la estatuilla dorada con la dramática “Melodías del Cielo”, aunque ahora calza botas de cierta fama con películas de terror de bajo presupuesto.

Conforme repican las teclas se dibuja el thriller en el papel. En esta aventura disfrutamos de más personajes de los que conseguiríamos retarnos sus nombres aprender. Uno de ellos, Peter Evans, al que su suicidio no nos deja poder llegar a conocer, será solo el primer acorde de un tema compuesto por demasiados sucesos, espiral de incidentes, terror mediante, una ópera profana sin interludios a ofrecer.

Ni qué decir que los fans del cine de terror están de enhorabuena. Llega una aventura gráfica de corte clásico que desborda conocimiento del séptimo arte, con talentosas líneas de diálogo que deja poco margen de decisión al aventurero, pero que sabe compensar con unos puzles que, pese a ser poco madrugadores, terminan desperezándose para una lineal y aceptable sensación de reto final.

Por sensaciones también fluye Alan Goldberg. Las piezas del tablero de Hollywood le derivarán en la decisión que puede marcar su vida: un guionista resignado a recibir amenazas de muerte por piar más de la cuenta sobre el ideal de una joven actriz, puede virar en un buscador de “tesoros” al que las grandes fortunas de Los Ángeles se peleen por recompensar.

Buen suspense, y sí, atrocidades y propósitos perversos bajo el manto de un apartado gráfico poco relevante, con la salvedad de unos geniales retratos de diálogo y el gozo de poder disfrutar de escenarios dinámicos. Tampoco la banda sonora consigue encandilar en ningún momento. La apuesta, esas fichas que te queman en la mano, van a un guion por momentos diferencial aun desencantando en alguna que otra situación crucial de la aventura.

Pero hay algo más trascendental, siendo una cuestión muy personal: hacía muchos años que no sentía tal influjo. La sensación de no querer guardar partida aun oyendo las súplicas de mis ojos de madrugada. Sin filtros: bienvenidos a la que quizá sea la aventura gráfica más inmersiva de la década.

Nightmare Frames es el niño que se equivoca de tanto intentar acertar. Una de las estatuas que podría engalanar la fachada de la buena salud del género de la aventura gráfica. También es Alan Goldberg, incidiendo, excesiva perfección de un protagonista que sufrirá todo el peso de los clichés del cine de terror y de una lluvia, la eterna lluvia que cala en los miedos que en ocasiones gusta soportar.

Una respuesta a «Nightmare Frames»

  1. Ayer terminé este juego. Para quitar de en medio lo que considero que no es su punto fuerte (al menos desde mi punto de vista), quizás en la parte de puzles el juego está a mi parece algo «forzado», pero no en el sentido de que sean absurdos, sino justamente en el sentido contrario, en que muchas veces son quizás demasiado lógicos e inmediatos, contando por lo general además con un inventario muy corto. El número de puzles va aumentando además de manera progresiva; tiene un arranque bastante narrativo, pero poco a poco los puzles van irrumpiendo, si bien como digo quizás pecan de no suponer un reto que nos ocupe más de 5 minutos, a poco que prestemos atención a los escenarios y vayamos completando inventario.

    Si «comulgamos» con lo anterior, todo lo demás es francamente positivo. Si bien el apartado gráfico es «muy AGS», tiene detalles y aspectos ciertamente brillantes, la música está bien, tiene unos buenos personajes, una gran ambientación y una gran escritura, y se le pueden perdonar detalles como unas animaciones justitas y la carencia de doblaje.

    En definitiva, un gran trabajo de Postmodern Adventures, no sólo digno, sino notable.

    Aprovecho para agradecer el trabajo que hacéis en AGOTY, siempre merece la pena pasarse cada mes para ver que habéis jugado y ver vuestra opinión.

    Saludos a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *