From Lex to Rex

  • Desarrollador: Jorge Montolío
  • Plataformas: PC
  • Link Steam: clicka aquí
  • Lanzamiento: 18 de marzo de 2022

A resguardo de una mísera tienda de campaña, se planea un regicidio, como ambiciosa hazaña. En los aledaños del castillo, Lex, el pordiosero, buscará el modo de adentrarse, con solo unas trufas en el bolsillo. El estómago canta, la misión que se atraganta y muchas piedras en el camino. La decisión está tomada, matar a un Rex para dejar de ser el humilde Lex. Y sí, terminar con el hambre, el frío, con un rey y, ¿por qué no? También con sus testigos. El destino, cruel sin langostinos, por el que habrá que ser capaz de convertirse en todo un asesino…

Vale, vale… lo hemos intentado. Si el desarrollador Jorge Montolío ha querido que los primeros compases de su aventura fueran una completa rima, ¿por qué no atrevernos en nuestra cabecera? En fin, vayamos a lo mollar, y consideren presentado a Lex, protagonista de esta escueta historia macerada en el poder de la ambición y la desesperación.

Lex, que no Indy. Pronto distinguiremos que se ha querido dar una apariencia física calcada a la del citado arqueólogo pixelado que diseñó LucasArts, así como también a su compañera Sofía en el papel de funcionaria del reino. Nada y todo que ver. El homenaje y la copia. Gusta por esta vez.

Como también gusta que el humor y los puzles sean protagonistas. Aunque en el caso de estos últimos, no se acierte con el diseño de alguno de ellos.

Y hablábamos de Rex, recordando que es la forma del latín para nombrar al rey. Todo un fraude, un farsante, al contrario que el poder de una arquetípica princesa, con el kit varita y sapos incluido, siendo la primera que nos enseña a morir en esta aventura.

Aventura en la que apenas nada tiene sentido. Los sucesos en el castillo sonarían descabellados incluso en boca de algún integrante de los Monty Python. Deja momentos divertidos, tantos, como controvertidos…

From Lex to Rex es una ocurrente locura sin pulimento. Una excesiva lluvia de ideas que filtra por los techos del castillo. Un divertido disparate en forma de aventura gráfica. “¡La gente no desafía la autoridad! Se lo creen todo”. ¡¡Pongan a un cerdo en su vida!! Y en el reino, por siempre, pongan a un pordiosero, ¡¡a Lex!! por ejemplo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *