Cleo: a Pirate’s Tale

  • Desarrollador: Christoph Schultz
  • Plataformas: PC
  • Link Steam: clicka aquí
  • Lanzamiento: 12 de diciembre de 2021

Permítanme que les pregunte: “Qué es lo más importante en una historia?” El narrador más idóneo, el famoso Capitán Cabeca, abre el telón de esta aventura con una reflexiva pregunta, —y con unos cuantos espadazos— que solo al final de esta obra podrá ser correctamente respondida…

Christoph Schultz, nos muestra una aventura de corte clásico que, como es habitual en nuestra web, satisfará a los amantes de las aventuras en pixel-art y, en este caso concretamente, a los nostálgicos de títulos como The Secret of Monkey Island y, algo tan lejano, como The Legend of Zelda: Link to the Past, ya que este joven alemán expone a las claras su inspiración en ambas obras legendarias, siendo muchos los recuerdos que nos aportarán, incluso en su propia mecánica de juego.

Viajando ya a Flufky Island, terminamos en el Rum Bar, donde su personaje principal, la intrépida y soñadora Cleo, es hija del autoritario dueño que termina por castigarnos y enviarnos a faenar las peligrosas aguas que rodean la isla. Nuestra adorable heroína es una niña cuyo sueño no puede ser otro que convertirse en su ídolo pirata, aquel que consiguió, entre muchas hazañas, comenzar por abrir una fisura en una pared a golpe de kalimba…

Y justo ese, será el primero de unos puzles suficientemente bien ideados, donde a mezcla de teclado y ratón, y a medida que vayamos resolviendo un número aceptable de retos clásicos de baja dificultad, añadiremos mucho contenido a esta historia. Hasta el punto de poder disfrutar de un juego de cartas diseñado e integrado con el más mínimo detalle, que no desentonaría estando en la carta de petición de cualquier chiquillo a los Reyes Magos.

Pero como Oscar Wilde dijo una vez: “ten cuidado con lo que deseas, se puede convertir en realidad” y justo eso le sucede a nuestra aventurera Cleo. Pronto se verá inmersa en un cometido que surgirá tras el inesperado hallazgo de un cuaderno de bitácora del pirata Capitán Avery Allwich, donde el propósito no podía ser otro que el de encontrar un tesoro (raro en un asunto bucanero), siendo este, El Tesoro de la Eterna Memoria.

Emprendido el viaje en alta mar, debemos hablar de los personajes secundarios con los que nos iremos cruzando: desde una sirena a la que cautivaremos a base de flores, a un desproporcionado monstruo que nos implora un bigote para poder acudir a una fiesta o, la mejor compañía de esta aventura, “Shrimpus Maximus” el comandante de una legión de camarones que consiguen arrancar más de una carcajada.

Y como toda historia que se precie, aquí también sufriremos la ira del villano de turno, bueno, en este caso, villana, la omnisciente Madamme Jichomilele, con la que tendremos que luchar en esta vida y quizá, en otras tantas…

Podemos decir que Cleo: a Pirate´s Tale, lo tiene todo para el disfrutar de los amantes de las aventuras gráficas clásicas: un pixel-art atrayente, un doblaje magnífico, unas líneas de diálogo muy simpáticas y ¡¡¡un guion pirata!!!, pero lo que más se debería resaltar son sus puzles, sin olvidar citar el máster en coctelería realizado… “¿Qué es lo más importante de una historia?” para nosotros, haber podido disfrutarla…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *