Saint Kotar

  • Desarrollador: Red Martyr Entertainment
  • Plataformas: PC, Playstation 4, Playstation 5, Xbox XSeries y Nintendo Switch
  • Link Steam: Clicka aquí
  • Lanzamiento: 28 de octubre de 2021

Un tren con origen en Budapest se dirige a una ciudad a la que nadie suele elegir como destino. Benedek Dohnany, servidor de Dios y monje de la Orden de San Pablo, se dispone a pasar unos días en una casa que ha reservado junto a su hermana Viktoria y su marido Nikolay. Todo con un trazo cotidiano, plácido, quizá ordinario… hasta que sabemos que el destino es Sveti Kotar.

Marko Tominić se acicala su gorra de maquinista y dirige el tren del estudio croata Red Martyr Entertainment hasta el valle que alberga la citada ciudad maldita. Bajo un lienzo propio de la referencial Twin Peaks y maquillado todo en una lobreguez y neblina que parecen eternas, tomamos tierra en una vieja casa tras un momento de vacío inexplicable en las conciencias de los protagonistas.

Benedek y su cuñado Nikolay despiertan con la angustia de no saber dónde está Viktoria y, por si fuera poco, el ansia de comprobar que ninguna puerta de la casa consigue abrirse, salvo la de una terraza repleta de vísceras custodiadas por cuervos.

En ese momento se inicia una aventura gráfica en la que el guion nos alternará el control de los dos varones, siendo ambos muy distintos de carácter, tanto, que en numerosas escenas en las que se cruzan reñirán intensamente como buenos familiares que son.

“Dijiste que Dios ha perdido la esperanza en esta ciudad… y quizá tengas razón” pronto veremos como la funesta fama que define a Sveti Kotar es del todo cierta. Los conflictos de sangre entre los poderes más profundos de la iglesia y una antigua tribu llamada “Los Saboranos” que rinde culto a la muerte, algunas de las peores enfermedades y el propio dolor, corromperán a todo aquel que vive entre los bosques de Karkasa. Una guerra entre devotos católicos con la Biblia como arma y unos caníbales que llevan a cabo rituales enfermizos como parte de su religión: el Sek’vra.

Y eso lo hilvana todo. Resultará que algunos vecinos dicen haber visto a Viktoria asesinando a una personalidad ilustre del pueblo… y que además aseguran que ya se dejó notar meses atrás. Una soberana prueba de fuego para la moral de Benedek y Nikolay, que les hará acercarse al mismo nivel de locura con la que se convive en Sveti Kotar.

Y más allá de la crudeza del guion debemos incidir en unos valores de desarrollo que no aciertan en el equilibrio entre las numerosísimas líneas de diálogo y los escasos puzles con los que nos intentan retar. La aventura fundamenta sus virtudes en sus admirables escenarios y una ambientación totalmente pertinente, errando por el contrario con animaciones imperfectas que, siendo honestos, no empañan la calidad final de esta obra.

Saint Kotar es mostrar interés por la aparente maldición que persigue al linaje de la familia Inani y mediar en un conflicto religioso que nos impregnará hasta devastar cualquier moral. Una inquietante historia a la que le faltan desafíos, pero a la que le sobran ingredientes para un maridaje irremediablemente perverso…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *