If On a Winter’s Night, Four Travelers

  • Desarrollador: Dead Idle Games
  • Plataformas: PC
  • Link Itch: Descarga gratuita
  • Lanzamiento: 10 de Marzo de 2021

Un tren en marcha. Una velada anónima donde las sonrisas, el semblante de cortesía o esos ojos que hablan de envidia se esconden tras una máscara. Un siglo atrás, muchas historias por contar, y una nube, una fantástica nube espolvoreada de un halo de misterio y suspense que hará de este enigmático viaje una aventura totalmente diferencial.

Cuando descubres If On a Winter’s Night, Four Travelers, lo primero que nubla tu tranquilidad es que ese título puede sonarnos de un libro —sin aparente inspiración—, y si posteriormente ya rebuscas por la red encontraremos links sobre un trabajo del músico Sting —ídolo de muchos en los 80 con su banda The Police— al que tampoco debemos suponerle ningún tipo de relación con la aventura que nos viene a visitar a AGOTY.

Notas de piano, tan excelentes como las composiciones del incomprendido Erik Satie, para presentar a otros dos artistas: Laura Hunt y Thomas Möhring. Ambos luciendo camisetas de Dead Idle Games y sudando un desarrollo AGS confeccionado de forma muy breve pero con un resultado razonablemente embelesador.

Febrero 1929, en algún lugar del centro de Asia —localización que nunca antes importó tan poco— viaja un tren repleto de personas enmascaradas que no saben a ciencia cierta qué demonios hacen ahí. Aún así, eso no les coarta la necesidad de contar sus propias experiencias de vida a otros pasajeros siendo Laylah la primera en inaugurar la pesarosa tertulia.

Carlo, Valérie y el Doctor Jordan Samuels completarán una velada donde los cuatro revivirán sus peores momentos. La cara más oscura de sus vidas. Todo ello tiznado con un trato del pixel tan maravilloso como fúnebre, tan admirable como triste, que hará de nosotros, los usuarios, unos sufridores sin máscara con la que poder protegerse.

If On a Winter’s Night, Four Travelers nos conduce a la obligación de ser escuetos con nuestra reseña para honrar así a su duración. Un viaje al que muchos demandamos más puzles, pero que anda sobrado de personalidad e inmaculada ambientación, enmarcando momentos deslumbrantes como, por ejemplo, los vividos en esa biblioteca sumergida… a un nivel de calado igual al que nos deja esta perturbadora atmósfera que será tan y tan difícil de olvidar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *