Nine Witches: Family Disruption

  • Desarrollador: Indiesruption
  • Plataformas: PC, Nintendo Switch, Playstation 4 y Xbox One
  • Lanzamiento: 4 de Diciembre de 2020

Nos trasladamos a la segunda guerra mundial, cuando el ejército alemán dominaba gran parte de la vieja Europa con la permanente oposición de las fuerzas soviéticas. Por aquel entonces el –ya ficticio– general alemán Friedich von Darka lideraba la división Okkulte-55, responsable de investigar el uso de las fuerzas ocultas en combate. Un arma más, la plena oscuridad; el clavo ardiendo, la resistencia…

Nine Witches es una anómala aventura gráfica clásica. Singular por su “desprecio” del uso del ratón, siendo las primitivas cuatro teclas siamesas –en su versión PC– las que guíen los pixelados pasos –o giros de rueda– de Alexei Krakovitz, experto en ciencias oscuras, y su asistente personal Akiro Kagasawa en una misión que abandera la citada resistencia en su lucha por desvelar los sucesos paranormales que se dan cita en Sundäe, ciudad noruega destino de nuestra extraña pareja de héroes.

Allí, la noche se hará infinita, gracias al ritual que orquestan el citado general von Darka y el científico Rudolph Handloser, y que consiste en forzar a la bruja Edda a liberar la energía oscura que durante años se acumulaba en un pozo sellado en lo más alto del pueblo. Fuerza oculta capaz de formar una luna oscura –y de generar unas repugnantes larvas– que nos tocará investigar.

Ya rodeados del peor perfil de soldados alemanes que se pudieran pixelar, empezaremos a disfrutar de las bondades más representativas de esta aventura: las facultades extrasensoriales del profesor Krakovitz. Pudiendo alternar en cualquier momento la selección de ambos personajes, será con el científico discapacitado con quien, de primeras, gozaremos de la “percepción astral”, bonita forma de dar naturalidad a saber los puntos calientes en pantalla, o de la “sensibilidad astral”, habilidad para poder localizar almas que vagan entre la vida y la muerte, como principales dotes de nuestro viejo protagonista. (Decidme que no os recuerda al adorado Joey Mallone…)

Aunque, y aquí viene otro puntal de la aventura, el asistente Akiro también recibe otras artes poco habituales en el género. Y es que en varios momentos de la trama tendremos que lidiar con escenas de acción que, a punta de su encasquillada pistola –y otras armas más salvajes–, servirán para reducir al ejército alemán… y demás “sanguijuelas” ­.

“Traigo noticias del más allá”, o de más de allá de su interesante historia como poco, ya que, a unos diálogos divertidísimos, unas escenas crueles, explícitas, pero totalmente alabables y un manejo del pixel, al menos en ciertos decorados como por ejemplo en el faro, más que atractivos, solo podemos lamentar la ausencia de doblaje y el insuficiente número de puzles. Quizá en la secuela (ups) nos lo sepan recompensar.

Nine Witches: Family Disruption es sin lugar a dudas una de las grandes aventuras del año. Una encrucijada capaz de mostraste desde su ridiculizada versión del Fürher a la simpleza de la otra cara de la Luna. Un conflicto al que le sobra algún paso por los puestos de control y que, como insistimos, le falta algún que otro puzle. Pero lo que no escasea es su potente guion. Tan potente e INTERESANTE (ha-ha!) del que esperamos que los chicos de Indiesruption sepan seguir sabiendo explotar –aún más–.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *