The Rewinder

  • Desarrollador: Misty Mountain Studio
  • Plataformas: PC
  • Link Steam: Clicka aquí
  • Lanzamiento: 10 de septiembre de 2021

La Guerra terminó, pero la paz no ha regresado. Mientras la vida se evaporaba en polvo, los espíritus surgieron armados de resentimiento. La única esperanza residirá en la intromisión de Los Cuatro Guardianes que descendieron y construyeron santuarios en la Tierra destinados a que un selecto grupo de talentos pudiera adentrarse en ellos para poder tener una segunda oportunidad. Poder volver atrás. Poder rebobinar el tiempo.

Misty Mountain Studio, con Mari Ma y Xinyu Wei como principales exponentes de la función complementaria de las fuerzas del yin y yang, nos acercan una inspiradora aventura gráfica que surca AGOTY con vientos de la mitología china.

“Vaya, parece que el oro es lo único que consigue abrir tus puertas estos días”. Los Vigilantes del Espíritu —desesperados— irrumpen en la humilde e indolente rutina hogareña de Yung, el último Rebobinador que aún vive. Estos seres, los Rebobinadores, son los citados talentos que fueron pereciendo con los siglos, huyendo de los grandes conflictos, relegándose a un segundo plano del que solo el oro parece sacar de ese letargo.

“Ese día estábamos de guardia cuando nos encontramos un alma que no podía entrar al Ciclo de la Reencarnación”. Mr. Black y Mr. White necesitan nuestro poder para solucionar el enigma de por qué docenas de almas no pudieron acceder al inframundo, siendo ellos los responsables de tal tarea. Así que solo un Rebobinador capaz de volver atrás en el tiempo, sería la figura idónea para adentrarse en los santuarios.

Pero mal comenzamos si se le otorga todo el mérito a Yung, ya que con él viajará su “petito grillo” particular: Light. Un milenario chiquillo que se transforma en el pergamino que diseña muchos de los talentos de nuestro protagonista.

Aunque si hablamos de talentos, capacidades; diferentes vertientes, hablemos de los puzles. Palancas, candados, pesos, patrones, incluso pintar una máscara o ¡¡¡usar un telar!!! Pocas veces se han visto tantos estilos de puzles en una aventura gráfica. Obviamente también disponemos del clásico inventario de objetos, pese a que su finalidad y protagonismo no es el más deseado por los aventureros más exigentes.

¿Nos dejamos algún estilo? Pues sí, el más relevante, el que da sentido y nombre a la aventura.  Las cuevas de Reed River Village esconden el santuario que permite viajar al pasado para resolver el conflicto de los espíritus y, una vez allí, los puzles se resolverán tratando de influir en las intenciones de sus pacíficos lugareños, a través de símbolos que arrastramos para desmontar sus argumentos en mitad de cualquier conversación… y todo ello con una línea de tiempo que creará la tensión necesaria en forma de urgencia. La enésima deriva del puzle. La más importante para un Rebobinador.

Y para tratar de concluir lo que pudiera ser una review infinita, no podemos sisear estos párrafos sin tratar un aspecto técnico marcado por una mecánica 2D con teclado y bajo el manto del píxel, en la que incluso sumaremos varias habilidades a pulsar durante la aventura, mientras nos imbuye una banda sonora sublime que recibe su éxtasis en su desenlace final.

The Rewinder es dejarte sumergir en un tintineo oriental que difícilmente desees que deje de sonar. Es ser elegido en algo a lo que no te presentaste. Dominar el tiempo. Ser Yung. Ser Light. Formar parte de una aventura que honra al taoísmo y la naturaleza más elemental. Respetar y buscar la paz. Porque… “¿qué se siente al tener un compañero por el que vale la pena luchar?” .

Twelve Minutes

  • Desarrollador: Luis Antonio
  • Plataformas: PC y Xbox One-Series X-Series S
  • Link Steam: Clicka aquí
  • Lanzamiento: 19 de Agosto de 2021

Se cruzan las manecillas del reloj, las puertas del ascensor se abren, recorremos un pasillo que nos resulta familiar. Entramos en nuestro apartamento, saludamos al llegar, sentimos el calor del hogar, pero, esta vez, también sentiremos una experiencia de terror psicológico donde la única misión será romper el bucle. Detener el sufrimiento…

Cinco escenarios, cinco personajes, unos pocos objetos, varios desenlaces posibles y “twelve minutes”; esto es todo lo que encontrarás en esta fulgurante aventura gráfica de la mano de Luis Antonio —conocido por su trabajo en Rockstar, Ubisoft…— y editada por Annapurna Interactive.

Sin embargo, Twelve Minutes es algo más que ese escueto resumen. Hablamos de una historia que se presenta una y otra vez; un desconcertante bucle temporal, que se repetirá y repetirá, hasta que no logres descubrir o, ya concretando, averiguar el quién, el cómo y el porqué de la angustiosa situación que se muestra nada más llegar a casa.

Al parecer, la única salida será la de enfrentarse a una dinámica de ensayo y error a vista cenital, con movimientos poco fluidos y escasa libertad, intentando encauzar una obra que nunca superará los 12 minutos, pero que atrae y engancha hasta tal punto que difícilmente quieras posponer su resolución para otro día.

Y es que lo que digas y en qué momento. Lo que hagas y cuando lo lleves a cabo. Cualquier detalle alterará el rumbo de los acontecimientos de, hasta la fecha, la aparente y pacifica vida en pareja que parece llevar nuestro personaje, generando algún giro argumental que no dejará impasible a nadie.

Este sistema de aventura pondrá en valor tu atención a todo tipo de detalle. Hablamos de abrir la nevera, poner la radio, entrar en el baño. Los acontecimientos se van sucediendo con el nerviosismo habitual que genera una lucha contrarreloj, una ambientación que imbuye a perturbar tu paz o una simple riña familiar. Coctel que probará de una forma reseñable muchas de tus capacidades mentales-cognitivas.

Entre ellas, se pondrá a prueba la paciencia. La frustración de repetir hasta la saciedad algunos puzles o conversaciones puede surgir con facilidad, si no nos dejamos encandilar por una trama algo incoherente por momentos. Aunque, quizá sea el precio a pagar por vivir una noche que siendo de doce minutos puede llegar a hacerse eterna.

Y no podemos archivar este “caso” sin destacar la gran aportación a nivel de doblaje a cargo de actores de la talla de William Dafoe (la visita), Daisy Ridley (tu pareja) o James McAvoy (el protagonista) que resultan un auténtico deleite para los oídos de los que se acerquen a esta singular obra.

Así es Twelve Minutes: misteriosa, intrigante, enigmática, embaucadora; una aventura gráfica que se ha hecho un hueco en todas las portadas con un vetusto —y siempre genial— estilo point’n click, donde los pocos objetos que almacenas en tu inventario, serán indispensables para una resolución de puzles algo inusual y unos diálogos que se reiteran salvo que consigas poner fin a un problema familiar que ya no podrás evitar…

n o n – The First Warp

  • Desarrollador: Lars Potoppidan
  • Plataformas: PC
  • Link Steam: Clicka aquí
  • Lanzamiento: 12 de Agosto de 2021

Aterrizamos en Toukin para ayudar a una figura arquetípica de alienígena llamada n o n (respetando su singular morfología), a conseguir un objetivo que ya posee: estar en casa, en paz; atendiendo su tenderete y maldiciendo –en adelante– las complejas leyes del tiempo.

El desarrollador danés Lars Pontoppidan irrumpe en el mundo de la aventura gráfica con una propuesta modesta, quizá tanto como su protagonista, en la que su principal atractivo reside en el poder de controlar el tiempo a través de un artefacto (¡quién no lo querría!) esencial para resolver gran parte de los problemas de n o n.

Pero, lo que para nuestro colorido protagonista pueden ser problemas, para nosotros son puzles. Por una parte, a nuestro entender, errónea la deriva del desarrollo de vestir esos retos con botones, selectores, palancas… incluso en el sistema de pistas los tenemos. Por suerte, Pontoppidan compensa esa elección con el citado controlador del tiempo que n o n descubre en una simple caja de cartón.

Y debemos hacer hincapié. Pues ese cachivache genera que podamos ver el transcurso del día y sus interacciones en cuestión de segundos, aprovechando tal utilidad para rebuscar en la bolsa de basura que alguien tiró anoche, por poner un ejemplo, o hablar con personas que pasaron a otra hora por ese lugar, acelerar el lento crecer de una planta para apreciar su flor…

¡Bendita herramienta! Como “bendita” es su otra cara de la moneda; su géminis particular. Controlar el tiempo pronto se tornará en un poder peligroso, tanto, que el lapso, los ciclos, los momentos, se transformarán en un telar de portales entre varios planetas que cuestionarán nuestra propia naturaleza; nuestra propia existencia.

“Yo soy tú y tú eres yo” parco en palabras, aventura de escasas líneas de diálogo y ausencia de conversación que podamos dirigir. Quizá se nos priva de algo elemental en toda buena aventura gráfica y se nos satura de rarezas. El mundo que nos enseñan aquí está repleto de viscosidades y malformaciones difíciles de etiquetar –y más complejo aún de resumir en su atributo argumental–, aunque reseñable debe ser el mérito de que los objetos con los que interactuamos casen en parte con el extravagante medio que nos rodea.

n o n : The First Warp es un pespunte en el tiempo. Un bucle. “Hoy es un día de locos”, quizá tanto como el proyecto unipersonal de un Lars Pontoppidan que refleja ambición y valentía, pero también algunas carencias de guion que, a buen seguro, los amantes de las múltiples realidades y los universos paralelos sabrán perdonar.

Almost My Floor

  • Desarrollador: Potata Company
  • Plataformas: PC
  • Link Steam: clicka aquí
  • Lanzamiento: 6 de Agosto de 2021

Fluorescentes que no consiguen dejar de parpadear, un radiador que gotea con una secuencia tan perfecta como el lugar que diseñarían arañas, ratas y, como pronto sufriremos, variadas especies de monstruos y abominaciones que parecen coexistir en los rellanos con el resto de vecinos del lugar. Una amiga algo indiscreta nos da la bienvenida. Un destartalado ascensor que debía parar en la 7ª planta, ya no se detendrá hasta mostrarnos varias de las caras del mal…

El estudio ruso Potata Company nos traslada a la perturbadora comunidad de vecinos nº 9 de Dark Street. Una aventura diseñada en “scroll” lateral, donde controlaremos a Alex, el joven protagonista que pronto sufrirá la angustia de su propia “realidad”.

Algo desubicado, atrapado en un guion propio de película de terror, prisionero de una depresión y trastorno que le lleva a perder a su compañera Nika, arrinconado por el detective privado Adam Trust al que también controlamos en distintas fases de la aventura, esclavo de la pérdida de lucidez que deriva en hablar más con un ángel y un demonio deseosos de influenciar los pasos de un chaval destinado a perder claramente el duelo con la vida… cóctel que sin duda será difícil de digerir. Receta de gusto poco particular.

Por lo visto y analizado, ingredientes que no terminan de combinar. Poniendo ya el foco en una variedad de puzles excesiva —atreviéndose incluso con fugaces minijuegos— donde interesarse por tanto parece llevar a especializarse en muy poco. Rompecabezas de cables, acertijos de contraseñas numéricas sobradamente simples, e insistir en desafíos para tus reflejos… sin olvidar, y aquí sí, los puzles clásicos de combinación de objetos que tanto deseamos pero que, por su mecánica tan lineal, desluce el reto más elemental de toda aventura gráfica.

“A menudo, los criminales tratan de justificar sus aberraciones con fantasmas, demonios y otras influencias ocultas. Nunca creí en esas cosas. Tampoco lo creí esta vez. Hasta que finalmente…” la aparición del detective Adam le hace bien a la aventura, y más la de vivir la agonía de intentar dar luz a unas vidas repletas de la peor oscuridad.

Almost My Floor es la elección de los que esperaban una aventura de terror en este 2021 y los mismos que quizá sepan perdonar sus deslucidas animaciones y la carencia de reto. Un título bien ambientado que refleja como pocos el sufrimiento de todos y cada uno de sus personajes y que deja un mensaje. Mensaje que nos debería alejar de los monstruos que siempre hemos querido evitar…

Cyanide & Happiness – Freakpocalypse Ep1

  • Desarrollador: Skeleton Crew Studios y Explosm Entertainment
  • Plataformas: PC y Nintendo Switch
  • Link Steam: clicka aquí
  • Lanzamiento: 11 de Marzo de 2021

El Doctor Descolgado y su séquito de ignorantes asaltan el instituto Netherton para destruir cualquier resquicio de formación. Quiere un mundo repleto de idiotas y, para ello, además de extraerse su propio cerebro, vemos como ha creado un pringue idiotizador para llevar a cabo su estrambótico plan. Todo parece perdido hasta la aparición de Súper-Cooper, el héroe que pondrá fin a esa pesadilla… aunque en realidad, estas líneas, no eran más que la abstracción del marginado de Coop en un aula donde dibuja y fantasea con una vida muy lejana a su lastimosa rutina escolar.

Nacidos en un exitoso webcómic, creciendo en foros y redes sociales, madurando en su propia serie animada en internet… hasta hoy, donde el equipo de Explosm se atreve a llevar su controvertida obra al salón de las aventuras gráficas. Salón que, por lo que concierne a la crítica generalizada, no ha sabido encajar este primero de los tres capítulos que tendrá Cyanide & Happines: Freakpocalypse.

Hablamos ya de una aventura protagonizada por el repudiado Cooper McCarthy con todo un enorme resuello de humor negro y una mayor colección de insultos de los que uno mismo sería capaz de memorizar. Pero no podemos cambiar su esencia; esa es precisamente la naturaleza de la serie. Obviamente no quiere ser un producto para todos los públicos, sin referirnos en este caso a la edad del mismo, así que quien tolere este tipo de humor, se encontrará con una aventura de diálogos sagaces y exageradamente divertidos, y de unos mimbres más que dignos.

Mimbres que, por otra parte —a través del humor más gamberro—, nos llevan a hacer decenas de movidas (siendo así como el desarrollo define a las tareas o encargos a realizar) divididas en principales y secundarias. Éstas, se reflejarán en un diario al que se añaden además decenas de ropas, peinados y gorras que también se consiguen a través de pequeñas interacciones o puzles.

Y sobre ellos, los puzles, en esta aventura norteamericana, veremos lo poco que tienen que ver con el objetivo final del que aún no hemos hablado: encontrar pareja para el baile de graduación. Pero sí con la propensión real de la aventura, que no es más que la de ridiculizar y cebarse con el personaje de Coop.

Puzles simples y divertidos, interacciones en matrimonio con la polémica, apartado gráfico ideal para el amante de la serie —no siendo nuestro caso— y una banda sonora al gusto de cualquier aventurero, a sumar a un doblaje que interpreta muy bien el mensaje: entender la vida de un chaval de instituto al que le hacen “bullying” hasta los profesores.

“Hall Pass to Hell” es solo el primer episodio de una aventura desternillante a la que hay que asomarse sin prejuicios. Un título de corte clásico en el que debemos ayudar a Coop a sobrevivir de las garras de abusones como Kent o Chet e incluso de su propia abuela. Disfrutar de lo que hoy día es lo más difícil: reír… aunque sea de forma abrupta y ofensiva; aunque en Netherton sea lo único que importe.

Detective from the Crypt

  • Desarrollador: BOV
  • Plataformas: PC
  • Link Steam: clicka aquí
  • Lanzamiento: 17 de Junio de 2021

“Algo malo pasó con nuestra familia. Lo último que recuerdo son las felices caras de mis padres. ¿Por qué me desperté en una cripta? ¿Por qué murieron papá y mamá? No recuerdo el último día de mi vida…”.

Poco más de un año atrás, el estudio BOV nos narró la peculiar historia de Cat and Ghostly Road, y ahora, manteniendo algunos de los mimbres que funcionaron en su primer lanzamiento comercial, nos traslada a la Residencia Darkday donde nos pondrán en la piel de la joven Jane. Aunque, a decir verdad, en la piel… literalmente parece que no. Más bien seremos un bello fantasma con ganas de saber la verdad.

Lord y Lady Darkday, la tía de Jane —Esther—, pasando por la institutriz, George el mayordomo, el apuesto pintor Oscar y, cerrando el tablero, un cazador furtivo algo desaliñado asentado en los alrededores de la mansión.

Especificábamos “tablero” ya que son los protagonistas de la historia y, a su vez, los sospechosos de un crimen donde los residentes de las tumbas son quizá los únicos testigos. Un caso que obviamente no termina con la muerte de Jane, si no que justo acaba de empezar.

En cuanto a las características en las que confía el dúo formado por Olga Yatsuk y Oles Berezhetskiy, son las de una aventura de “scroll” sin profundidad en pantalla que coquetea con los insulsos “hidden objects” pero que, por suerte, conforme avanza la aventura, veremos cómo mejoran levemente sus puzles —maldiciendo siempre los tubos de ensayo–, sumado a la gustosa recompensa de ir tachando tareas, obteniendo pistas y otras escuetas teorías, plasmadas en el bloc de notas de nuestro inventario espectral.

Por lo demás, el desarrollo se esmera —siendo finalmente poco relevante— en implantar funciones como el candelabro o el factor felino, pero manifestándose siempre como herramientas en las que parece no se termina de confiar.

Detective from the Crypt es el enésimo giro de tuerca del mítico Cluedo en forma de aventura gráfica. Una historia bien ambientada que implora giros y sorpresas argumentales. Una angustiosa velada con Jane. Los rescoldos de una reunión familiar. “Yo misma soy un fantasma, pero hablo como si estuviera viva”; quizá no sea mala idea ayudar a Jane a descubrir hacia donde demonios apuntar…

Ultreïa

  • Desarrollador: Olivier de Rop (Greewook)
  • Plataformas: PC
  • Link Steam: Clicka Aquí
  • Lanzamiento: 1 de Junio de 2021

“Adiós, mi viejo amigo. Buscaré venganza por tu muerte.” Amanecemos en una zona algo desolada; un yermo, un desierto. El Sol encuentra acomodo en nuestro pequeño cuerpo de hojalata y, nosotros, en una lozana cruz blanca que adorna la tumba que crea esta rabia. Una rabia que pide venganza. Una venganza que pide salir a escena. La escena de un oscuro viaje que difícilmente tendrá final.

El ilustrador Olivier de Rop saca lustre a la tecnología Blender para regalarnos un viaje a Ultreïa. Bueno, quizá sería mejor decir que es ahí donde tenemos que llegar para ayudar a Nymo, nuestro metálico protagonista, a alcanzar su recién propósito de vida.

“Tú debes olvidar, Nymo”. Una voz interior cual Pepito Grillo robotizado nos aconsejará, guiará y hará ver que nuestro camino será peregrinar hasta una abombada mancha en el espacio. Sin nada a lo que echar mano en nuestros remachados bolsillos buscaremos un medio de transporte que nos lleve a Ultreïa.

Luces y meritorios reflejos de Sol. Sombras y una oscuridad paradójicamente brillante. Cualquier garito gusta de ver. En cualquiera de ellos satisface estar. El nivel gráfico de esta aventura gráfica clásica es digno de elogiar, lamentando únicamente la soldadura entre las gratas animaciones de las escenas épicas y la propia épica que transmiten.

Sociedad desdichada. O al menos eso transmite nuestro viaje a “ninguna parte”. La historia de François y Olivier de Rop no pretende divertir, ni tan siquiera complacer. Pero sí aseguramos que consigue dejar un poso oscuro con trazas de reflexiva y buena filosofía.

Ultreïa es parte del simbolismo de los peregrinos del Camino de Santiago y, desde hoy, para los aventureros, una pequeña máquina engrasada a base de puzles más que razonables. Un mundo inspirado —según su creador— en la icónica Grim Fandango y Machinarium, pero que de ninguno de esos troqueles necesita para relucir. “Espero que algún día vayas a Ultreïa y te encuentres a ti mismo”. Y es que quizá acompañar a Nymo, sea en realidad acompañarte a ti…

Strangeland

  • Desarrollador: Wormwood Studios
  • Plataformas: PC
  • Link Steam: Clicka aquí
  • Lanzamiento: 25 de Mayo de 2021

Bienvenidos a Strangeland. Un lugar que no conocemos. Un destino al que no quisimos ir, ni tan siquiera sabemos cómo llegamos allí. No sentimos nada, y lo poco que sentimos es ciertamente desagradable. ¿Quién somos? Tampoco lo sabemos, no queda nada en nuestra memoria y, cuando intentamos recordar, nuestra cabeza sufre el mayor dolor conocido. Lo dicho… sean bienvenidos, supongo.

El nexo entre algunos artistas de distintas partes del planeta resultó en 2012 en Primordia, la aventura gráfica con la que se daba a conocer Wormwood Studios bajo el paraguas y colaboración desde Brooklyn de Wadjet Eye Games, que contribuye en Strangeland en tareas de doblaje y distribución.

Abrir los ojos y desear haberlos mantenido cerrados. Tener las manos literalmente atadas y al liberarte sentir que eres aún más prisionero. Levantarte y caminar hasta observar que no hay nada que escape de la oscuridad. Una feria, parece carnaval; un horrendo carnaval en el que solo brilla el cabello dorado de una mujer que está a punto de dejarse caer por un pozo. “¿Dónde estoy? Lo llamaremos el punto de ruptura”.

Llegados hasta aquí no es menester insistir en el tremendo enigma y desconcierto que supone esta aventura gráfica. Definida en una tonalidad realmente cruda y sostenida en ese peso argumental, nos regala además una colección de puzles muy variados: desde el clásico ensamblaje de objetos mecánicos, pasando por innecesarios “retos” de hacer click a según qué pixeles, hasta llegar a interesantes desafíos con el teclado y las palabras.

*Ring* *Ring* “Escucha, debes comprender esto: todo es culpa tuya”. Afectado por la reiterada imagen de ver suicidarse a la única luz que habita en Strangeland, una voz al otro lado del teléfono de la plaza central nos martillea psicológicamente a niveles difíciles de soportar y más, teniendo únicamente el apoyo de Murmur, una vieja cabeza encerrada en una urna de cristal y la de un escriba que perdió ambos ojos, pero que, pese a ello, escribe y nos inunda de profundas citas hasta cotas que terminan pasando factura a la propia aventura.

Factura, ya que al principio la historia que nos presentan intenta transmitir más épica y trasfondo del que parece tener, pero, hay platos que solo son deleite cuando te dignas a probarlos y Strangeland es uno de ellos.

“La muerte nunca es una tragedia. La muerte es donde la tragedia finaliza”. Paradójico que, en un escenario repleto de oscuridad, el aparente enemigo sea una sombra, ¿verdad? Una esfera tenebrosa que parece la propia muerte, y nosotros, un cuerpo que corre dentro de las escaleras de Escher buscando la luz sin alas con las que volar.

Strangeland es un homenaje a todos aquellos que sufren en estos tiempos tan convulsos. El estímulo para superar ciertos temores y la motivación en forma de aventura para saber buscar la luz que reside en cualquier tipo de oscuridad. “Si hay una sombra en tu mente, es porque hay una luz para proyectarla”. Gracias Wormwood, intentaremos no decepcionar…

Not Another Weekend

  • Desarrollador: Animatic Vision y Dead Blue Friends
  • Plataformas: PC
  • Link Steam: Clicka Aquí
  • Lanzamiento: 20 de Mayo de 2021

“¿Dónde está ese pésimo botones? ¡Son las 7 de la mañana!” Amanece en el Hotel 404. Un alojamiento catalogado con más estrellas de las que se puedan llegar a galardonar, donde sufrimos el despertar a viva voz del arquetipo de jefe acicalado de enfado las 24 horas del día y en el que nos engarzamos en la piel de un mozo de equipaje con un propósito tan enigmático… como perturbador. Sean pues bienvenidos a nuestro hotel…

La colaboración griega entre Animatic Vision, Dead Blue Friends y Dionous Games nos abre las puertas de una disparatada aventura gráfica en la que debemos ayudar al botones Mike Melkout con su plan de deshacerse —del modo que sea— del total de los huéspedes del hotel y todos y cada uno de los empleados del mismo. Un chocante cometido en el que Mike le promete a su tío, que esa escabechina la llevará a cabo este mismo fin de semana para así poder ser libres al fin.

¿Libres? En fin… dejemos las maquinaciones de Mike por ahora y dirijamos los focos a una interfaz muy completa en la que, además de un muestrario de objetos tan propio de LucasArts, disponemos de un mensáfono —coloquialmente llamado “busca”— con el que atenderemos todos los avisos e incidencias que requieran en el hotel, un calendario para saber el momento del fin de semana en el que nos encontramos, un contador actualizado del aforo del edificio y, lo mejor, un plano del mismo, sus habitaciones y huéspedes que servirá incluso para consultar las anotaciones de cada uno de ellos: lo que les gusta y disgusta, sus esperanzas, sueños, aspiraciones… toda la información necesaria para poder localizar sus temores más profundos y exponérselos para explotar su incomodidad.

Y es aquí donde la aventura se torna en disparate. 13 huéspedes y 7 empleados, entre los que podemos identificar personajes muy variopintos: desde un luchador de wrestling calcado al ilustre Hulk Hogan, al enésimo aprendiz de Indiana Jones, pasando por un “primo” de Jean-Claude Van Damme, hasta llegar a una reproducción de Tom Cruise en la mítica Cocktail… todo ello sin contar a policías, monjes, la estereotipada estrella del pop, para completar una veintena de personajes que sin duda no te defraudarán.

Donde sí es probable que alguien pueda esperar más grandeza es en su apartado técnico. Un píxel algo demérito y una banda sonora que simplemente cumple con su cometido chocan de frente con la virtuosa mecánica que citábamos en los párrafos anteriores. Idea en la que su linealidad no menoscaba su realidad ni la de sus —razonables— puzles, siendo incluso divertido, para quién lo recuerde, el aire al videojuego de inicios de siglo “Un Vecino Infernal” que transmite por momentos la aventura.

Not Another Weekend es el ejercicio de manipulación y venganza de un botones amargado al que no le dejan coger ni el ascensor del hotel. Por “fortuna” tiene un cometido, aunque es una lástima que quien urda el plan —su tío— no sea más que un cerebro preservado en sopa oriental. “Ya es lunes, se fue otro fin de semana”; no dudes en intentar descubrir quién sale victorioso al final…

The Darkside Detective: A Fumble in the Dark

  • Desarrollador: Spooky Doorway
  • Plataformas: PC, PS4, PS5, XboxOne, XboxSeriesX, Nintendo Switch y Stadia
  • Link Steam: Clicka aquí
  • Lanzamiento: 15 de Abril de 2021

“Hace un año desde que mi compañero, el agente Dooley, desapareciera del motel. Tengo una ligera idea acerca de dónde puede haber ido a parar, así que he estado siguiendo todo tipo de pistas, pero ya me he quedado sin cauces oficiales por los que seguir con lo que me he visto obligado a pedir algo de tiempo para buscar por mi cuenta… y ahora ruego ayuda. Sea lo que sea, cualquier información que tengan sobre mi compañero desaparecido, pónganse en contacto conmigo. Por favor Twin Lakes, necesito ayuda.”

Con esta súplica televisiva (algo resumida) del inspector Francis McQueen se presenta A Fumble in the Dark, la segunda entrega —o como la llaman ellos: temporada— de la exitosa aventura de los irlandeses Spooky Doorway, The Darkside Detective, en la que localizar al ya idolatrado agente de policía Patrick Dooley será el primero de los muchos misterios a resolver por la ninguneada División Oscura.

Sin aparentes mejoras técnicas, esta secuela se exhibe con una buena ración de los atributos que encandilaron a gran parte del público cuatro años atrás: agilidad de las mecánicas, puzles intuitivos alejados de la frustración, segmentar el desarrollo por capítulos muy diferenciados, magníficos personajes y, sobremanera, una nueva retahíla de diálogos totalmente desternillantes.

Esos pilares fueron tan robustos que tornaron en nimias, ausencias tan reprochables como la del doblaje, elegir un pixel algo demérito o tolerar animaciones cómicamente cutres pero que —de forma increíble— han sabido transformar en algo cercano a un sello de autor y, por qué no incluirla aquí también, transigir con una dificultad muy baja que solo se excusó en ser progresiva, ya que cierto es que fue in crescendo en sus nueve capítulos inaugurales.

Entonces nos preguntamos, ¿qué ha cambiado? La respuesta es que, aunque no lo hubieran necesitado para volver a triunfar, esta segunda entrega se nos sirve con una dificultad similar a los últimos capítulos de su antecesora, pero esta vez todos sus casos cuentan con más localizaciones por las que investigar… y sí, calma, la misma —o aún mayor— dosis de humor.

En A Fumble in the Dark te ríes, te ríes y te vuelves a reír. Y es que las aventuras del agente Dooley y el detective McQueen recuperan un humor casi olvidado; un humor absurdo que nos devuelve y retrotrae al sonido de las carcajadas que soltábamos en los 90. Un verdadero golpe de nostalgia con la mejor de sus derechas. “Le daría un 3 sobre 5” espetaba Dooley de su propia aventura… nosotros le daremos algo más, bastante —y merecidamente— más.

(NOTA: La reseña está basada en los 6 primeros capítulos de la aventura. En los próximos meses se lanzará el 7º capítulo que atenderemos también en la web. Hasta entonces, gracias por todo Spooky Doorway)